Agresiones a defensor de Derechos Humanos Mauricio Alzate Giraldo

DENUNCIA PÚBLICA

AGRESIONES A DEFENSOR DE DERECHOS HUMANOS MAURICIO ALZATE GIRALDO

El Representante a la Cámara por Antioquia Victor Javier Correa Vélez, la Corporación Comité Universitario de Derechos Humanos Gustavo Marulanda, la Corporación Colectivo de Derechos Humanos Contra Corriente, la Oficina de Asuntos Estudiantiles de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Antioquia – OFAE, el Colectivo de Disidencias Sexuales y de Género Deformación, el Movimiento Social y Político Congreso de los Pueblos,  el Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, la Fuerza Política País Plural, Fuerza Política Poder y Unidad Popular, el Polo Democrático Alternativo y la Unión Patriótica, denunciamos las agresiones que funcionarios de la Subsecretaría de Espacio Público y Control Territorial del municipio de Medellín acometieron contra el Defensor de Derechos Humanos, líder juvenil, activista de la población sexualmente diversa y precandidato al Concejo de Medellín por la Unión Patriótica, Mauricio Alzate Giraldo.

HECHOS

  • El día Lunes 9 de febrero, Mauricio Alzate Giraldo luego de reunirse con el Concejal Luis Bernardo Vélez y el Representante a la Cámara por Antioquia Víctor Javier Correa, atraviesa el centro de Medellín siendo aproximadamente la 1:45 p.m. en dirección a la Sede del Polo Democrático Alternativo, para sostener una reunión con la Unidad Técnica Legislativa del mencionado Representante. A la altura de la Av. Oriental con Av. La Playa, observa que viene una carreta con frutas para la venta, y detrás un camión –identificado con placas TDZ 620–  que procede a interceptarla; del camión se bajan funcionarios de la Subsecretaría de Espacio Público y Control Territorial, que abusando de la fuerza propia de su competencia, destruyen el producto de la trabajadora informal y decomisan indebidamente su medio de subsistencia.
  • La acción desmedida de los funcionarios suscita la respuesta solidaria de los transeúntes y dicho rechazo obliga a los funcionarios a abandonar el lugar no sin antes agredir al señor Alzate y arrebatarle el celular con el cual estaba grabando el mal procedimiento de los funcionarios, en ejercicio propio de su actividad como Defensor de Derechos Humanos.
  • Tras la agresión los funcionarios emprenden la huida y el afectado los persigue a pie y posteriormente en un taxi a fin de recuperar el bien arrebatado. Luego de ello, logran interceptar el camión de Espacio Público en la Av. Oriental con la calle Perú donde, con ayuda de la comunidad, el agredido y el taxista descienden del carro e increpan a los funcionarios para que éstos devuelvan el teléfono hurtado; del camión se bajan por lo menos cinco funcionarios armados de palos y varillas con los que arremeten contra la integridad física de Mauricio, causándole múltiples contusiones en las extremidades inferiores y fracturas en la escápula y el humero izquierdo.
  • Luego de esta situación, el camión retoma su rumbo y los ciudadanos lo persiguen hasta el CAI del barrio Boston. Allí se encontraban otros dos camiones de la Subsecretaría de Espacio Público y Control Territorial, acompañados de 10 efectivos de la Policía. En el lugar se presenta el encargado del CAI, a quien Mauricio expresa que los funcionarios de Espacio Público le agredieron y le hurtaron el teléfono celular, a lo que responde dicho agente policial -sin mediar mayor prueba de los hechos-: “eso le pasa por metido”.
  • Posteriormente, se acerca un coordinador de Espacio Público que se niega a identificarse, y al escuchar las mismas denuncias sobre el hurto y las agresiones por parte de los funcionarios en mención, éste responde diciendo que “eso le pasaba por sapo”.
  • Ante la presión, los funcionarios acceden a identificar el personaje que arrebató el celular con la condición de que Mauricio entregara a su vez, su propio documento de identidad. Él funcionario en mención se identifica como JULIÁN OCAMPO ARENAS con Cédula de Ciudadanía 040.735.995.
  • De los hechos se presentaron las debidas quejas disciplinarias contra el funcionario en la Subsecretaría correspondiente ante la resistencia de los funcionarios por dar razón sobre el paradero de Julián Ocampo Arenas y del teléfono celular hurtado.
  • Actualmente el joven Mauricio Alzate Giraldo, se encuentra hospitalizado en la IPS Universitaria León XIII, en observación y a la espera de una Tomografía a petición del especialista ortopedista, para tener los elementos diagnósticos necesarios que lleven al mejor tratamiento de las lesiones o a una posible intervención quirúrgica.

Los hechos descritos anteriormente hacen parte de un actuar sistemático de los funcionarios de la Subsecretaría de Espacio Público y Control Territorial de la Alcaldía de Medellín, administrada por el Señor Aníbal Gaviria, por su forma de intervenir y relacionarse con la ciudadanía, la falta de concertación, la negativa a construir con la comunidad y el irrespeto a los protocolos de funcionamiento de diferentes secciones de la mencionada entidad, en especial su parte operativa; esto se ve reflejado en el tratamiento que se da a las personas en ejercicio de la informalidad y a los habitantes de calle, con el uso de la fuerza desmedida y las manifiestas actuaciones por fuera de su competencia.

Las violaciones narradas en los hechos, cometidas por la administración pública de manera reiterada y sistemática, buscan imponer por la fuerza un modelo de ciudad maquillada, inequitativa y autoritaria, todo dirigido a infundir miedo en la ciudadanía para que no cumpla con su papel de denuncia que pueda controlar estas actuaciones criminales.

Para este caso en específico podemos encontrar varias irregularidades que atentan contra los derechos de la ciudadanía, como lo son: la manera en la que se hace la intervención a la carreta de frutas, tirando el producto al piso para llevarse la carreta en el camión sin emitir el respectivo boleto de decomiso; la retención del celular del compañero por parte de los funcionarios de Espacio Público buscando ocultar las pruebas del mal procedimiento realizado; el porte de objetos contundentes con el aparente propósito de ser utilizado en contra de la ciudadanía; el uso de palos y varillas por parte de los funcionarios de la Subsecretaría de Espacio Público y Control Territorial para agredir a  los ciudadanos que reclaman sus derechos; la respuesta del funcionario de la Policía Nacional, encargado del CAI del barrio Boston, cuando se le denuncian las agresiones físicas que acometieron los funcionarios de Espacio Público; la negativa a identificarse por parte del coordinador operativo de Espacio Público; las reiteradas agresiones verbales y amenazas de dichos funcionarios; y el desconocimiento e irrespeto hacia la función de los Defensores de Derechos Humanos en la ciudad.

Estas irregularidades atentan contra el derecho a la vida, la integridad física, el debido proceso, la salud, la participación de los ciudadanos y la libertad de expresión, derechos claves en el desarrollo de una democracia en el marco de un Estado Social de Derecho.

EXIGIMOS

A la Subsecretaria de Espacio Público y Control Territorial:

  • Que se realicen las investigaciones necesarias en el desarrollo del proceso disciplinario interno adelantado por esta dependencia y se tomen las medidas pertinentes ajustadas a derecho.
  • La devolución del celular del compañero Mauricio Alzate con la información y contenido intactos, lo que incluye el material audiovisual que prueba el irregular procedimiento al momento de retener la carreta.
  • La reparación integral por las agresiones acometidas contra el compañero Mauricio Alzate.
  • La evaluación inmediata de los protocolos de funcionamiento y su estricto cumplimiento de la parte operativa; además de la no repetición de estas irregularidades en el futuro.
  • Ofrecimiento público de disculpas a la ciudadanía de parte de esta Subsecretaría producto de las reiteradas irregularidades en sus procedimientos.
  • La instalación de una mesa donde se evalúen los procedimientos realizados con las personas en ejercicio de ventas informales, así como con los habitantes de calle, con participación de estas dos poblaciones en tal mesa, en la cual se ofrece como garante el Representante a la Cámara Víctor Javier Correa Vélez, y la propuesta de acompañamiento por parte de la Plataforma de Organizaciones de Derechos Humanos Coordinación Colombia Europa Estados Unidos – CODEUROPA.

A la Policía Metropolitana del Valle del Aburra:

  • Explicaciones de público conocimiento e investigaciones por la actuación del encargado del CAI del barrio Boston que buscaba encubrir las malas actuaciones de funcionarios públicos dándole la espalda a la ciudadanía que denuncia abiertamente los excesos cometidos por los funcionarios de Espacio Público.

A la Personería de Medellín y la Procuraduría Provincial:

  • La acciones de control y sanciones necesarias, encaminadas a la defensa de los Derechos Humanos vulnerados por estos funcionarios y los procedimientos denunciados en los hechos.
  • Informe detallado sobre las agresiones de funcionarios públicos a la población en ejercicio de ventas informales y habitantes en situación de calle, y las actividades realizadas para mitigar la condición de vulnerabilidad de estas poblaciones.

Por último hacemos un llamado a la a la administración Municipal en cabeza del señor Aníbal Gaviria Correa para hacer un cambio estructural a la forma de proceder y relacionarse con la ciudadanía menos favorecida, en especial la forma en que se interviene la informalidad y las personas en situación de calle.

 

Representante a la Cámara por Antioquia Víctor Javier Correa Vélez

Corporación Comité Universitario de Derechos Humanos Gustavo Marulanda

Corporación en Derechos Humanos Contracorriente

Oficina de Asuntos Estudiantiles de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas U de A – OFAE

Colectivo Deformación

Movimiento Social y Político Congreso de los Pueblos

Movimiento Político y Social Marcha Patriótica

Fuerza Política País Plural

Fuerza Política Poder y Unidad Popular

Unión Patriótica

Deja un comentario