Aportes comunitarios para definir un política de educación rural

La educación para la población rural, se convierte en una herramienta esencial para el desarrollo de las comunidades y, a través de este desarrollo, para la reducción de la pobreza, la inequidad y desigualdad social.
La educación cumple una función social, por lo tanto existe una vinculación de intensidad creciente entre educación y el desarrollo. Si una sociedad no invierte en educación, investigación y desarrollo no puede tener una mirada objetiva de esperanza hacia el futuro. Una sociedad que no educa a sus pobladores se vuelve impotente en dos direcciones fundamentales: de un lado, los pobladores no adquieren las capacidades necesarias para la convivencia, lo que hace cada vez más costosa su supervivencia como sociedad; de otro lado, la sociedad no adquiere las competencias necesarias para el uso sabio, eficiente y sostenible de sus recursos, lo que la hace dependiente y despilfarradora. Esas dos carencias amplían las dificultades para resolver los demás obstáculos del desarrollo social: la injusticia, la inequidad y la corrupción.

Ponencia completa:

Deja un comentario