Victor Correa envía carta a Arzobispo de Medellín sobre orden de cerrar biblioteca pública

Bogotá, 9 de septiembre de 2015

Su Excelencia

RICARDO TOBÓN RESTREPÓ

ARZOBISPO DE MEDELLÍN

Calle 57 No. 49 – 4

Ciudad

 

ASUNTO: BIBLIOTECA COMUNITARIA NIQUÍA

 

Apreciado Monseñor,

bibliotecaHa sido de público conocimiento la problemática que se está presentando actualmente en el municipio de Bello, concretamente en la iglesia Nuestra Señora de Chiquinquirá, ubicada en el barrio Niquia. La dificultad principal radica en la intención de venta que el Sacerdote Jorge Mario Acosta, tiene sobre un bien inmueble que está siendo utilizado por una biblioteca comunitaria.

Para proceder con la retoma material del inmueble, se inició un proceso de restitución de inmueble por terminación del contrato de comodato precario. La sentencia le concedió la razón jurídica a la parroquia, y por tanto ordenó la entrega material del inmueble, lo que, si no se hace de manera voluntaria, daría pie al lanzamiento para la entrega.

Nuestra preocupación en este caso no es de legalidad de la actuación, en tanto la norma jurídica los faculta para actuar de la manera que lo están haciendo, sino en cuanto a la legitimidad que tiene una decisión de este calado.

En efecto, no creemos en la legitimidad de la decisión, pues con ella se estaría cerrando una biblioteca pública, para darle paso a la ampliación de un local comercial. Es decir, estamos sacrificando un espacio comunitario dedicado al cultivo del conocimiento y la formación humana, para darle cabida a las lógicas del mercado.

Esta conducta nos parece que va en detrimento de la educación pública (que va más allá de lo Estatal), y de la consolidación de los diferentes procesos comunitarios. Más de cuarenta años de servicio pueden dar cuenta de la aceptación que ha tenido el lugar por parte de los habitantes.

En virtud de lo expuesto, apelamos a su justo criterio, y a la valoración en equidad que pueda hacer sobre la situación esbozada. Esperamos que, siguiendo los lineamientos del Sumo Pontífice, se recurra a criterios de legitimidad, de reconocimiento por el esfuerzo dedicado a la formación del ser humano, de generosidad y solidaridad, más allá de criterios de conveniencia económica.

Igualmente manifestamos nuestro rechazo a las declaraciones dadas por el sacerdote Jorge Mario Acosta, al periódico El Tiempo, en las cuales expresó “Adicionalmente eso se había convertido en un centro ideológico de izquierda, por eso no me interesa que esas personas sigan ahí”[1]. Pues ello es una muestra evidente de intolerancia y de negación de posturas políticas diversas, con las que se puede estar de acuerdo o no; pero que no por la discrepancia se deben eliminar; y menos aún, cuando en el mismo seno de la Iglesia Católica, se convive con sectores laicos y del clero que sostienen posiciones ideológicas de este tipo.

Agradezco su atención,

VICTOR JAVIER CORREA VÉLEZ

Representante a la Cámara Por Antioquia

[1] Puede consultarse la note en: http://www.eltiempo.com/colombia/medellin/biblioteca-comunitaria-de-niquia/16348742

Deja un comentario