Crisis de la salud en Arauca y la potencia de la organización social

Los problemas en el sector salud en el departamento de Arauca, no distan mucho de los que se pueden evidenciar a lo largo del territorio nacional: EPS que no cancelan deudas a los prestadores, debilitamiento de la red pública hospitalaria, flexibilización laboral de trabajadoras y trabajadores de la salud, barreras de acceso a las y los usuarios que comprometen, incluso, su vida. Quizás la diferencia entre Arauca y algunas otras regiones del país se resume en dos palabras: organización social.

Arauca ha sido un departamento históricamente reconocido por la capacidad de su gente de reunirse y movilizarse alrededor de las agendas, no sólo regionales sino nacionales, a pesar de un duro contexto de conflicto por los recursos naturales, especialmente por el petróleo.

A la larga tradición araucana de organización social se suma el sector salud reunido en ANTHOC y
​en ​las Organizaciones Sociales del Centro Oriente Colombiano, quienes vienen adelantando un paro desde el primero de mayo para poner sobre la mesa cinco puntos en el pliego de negociación. Primero, que las EPS paguen la deuda que tienen con la red pública hospitalaria del departamento que llega casi a los 60 mil millones de pesos. Las EPS con mayores acreencias son COMPARTA, SALUDVIDA, NUEVA EPS y CAFESALUD, y las liquidadas CAPRECOM y SALUDCOOP. Segundo, que las EPS del subsidiado y contributivo firmen contratos con la red pública hospitalaria ya que dichos contratos se encuentran vencidos desde el 31 de diciembre. Tercero, que los recursos de salud pública de la gobernación, sean destinados para la contratación con la red pública del departamento y no con la red privada, como ya es habitual. Cuarto, exigen el mejoramiento en la infraestructura y en la dotación de equipos biomédicos. Quinto, que se ponga en práctica las conclusiones del Segundo Foro Departamental por la Salud que se llevó a cabo en el mes de noviembre del 2016.

Exigen la presencia de un representante del Ministerio de Salud, de la Contraloría, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo. Así mismo, requieren la presencia del gobernador, los siete alcaldes del departamento y la asamblea departamental, con el fin de que se instale la ya conformada Mesa Departamental de Salud, junto con la delegación de las Organizaciones Sociales. Aunque hoy, 8 de mayo, hay programada una reunión entre el Ministerio de Salud y Protección Social con la gobernación de Arauca, hasta el momento de elaboración de esta nota, trabajadores, usuarios y organizaciones en el territorio no habían sido convocados.

En este momento el paro se lleva a cabo en once sitios del departamento, en las vías intermunicipales y vías de acceso del departamento​, e involucran a usuarios y trabajadores del hospital del Sarare en Saravena, San Antonio de Tame, Hospital San Juan de Dios del municipio de Rondón, Hospital San Lorenzo del municipio de Arauquita​​​​, Hospital San Francisco del municipio de Fortul, entre otros. Es todo un movimiento de defensa de los hospitales públicos como patrimonio de las comunidades que habitan en el departamento.

El sector de la salud, ante la dura crisis que atraviesa y la negligencia del Estado y las EPS para dar soluciones de fondo, solo le queda una alternativa posible: la organización y la movilización social. Aprovechemos el ejemplo de las y los araucanos para pensar en alternativas, no solo locales, sino que impacten y lleven a una reforma estructural del actual e inviable sistema de salud.

One thought on “Crisis de la salud en Arauca y la potencia de la organización social

Deja un comentario