¿Dónde estamos parados?

Juan Esteban Rodríguez Rodríguez.
@JuanERodriguezR

donde-estamos-parados6 zonas, 16 comunas, 5 corregimientos; así está conformada Medellín. Desde estrato 1 hasta estrato 6, todo tipo de razas y, hasta extranjeros que se enamoran y se quedan aquí. Nuestra mayor riqueza: la gente. Pero, ¿esa gente sabe dónde vive? No, no sabe… solo sabe el nombre de la ciudad, de su barrio y de otros sectores; algunos hablan mal de su tierra, otros hablan bien, y otros, simplemente, hablan la realidad.

¿Qué es lo que más critican? Lo de siempre: la política, y hasta razón tendrán,  pero, la gente tampoco es que busque soluciones. Últimamente le pregunto a cada persona con la que hablo “¿Qué es un Edil?”, y nadie me ha sabido responder… es en serio, no exagero, cuando digo nadie, es porque es NADIE. Esto me preocupa, porque muestra que esos Ediles no están en contacto con su gente. Mejor contaré qué es un Edil: en cada Comuna hay una JAL (Junta Administradora Local), y por cada JAL hay 7 Ediles, los cuales se encargan de leer las diversas problemáticas de la Comuna y buscar soluciones a las mismas. Son líderes comunitarios, que vigilan que el dinero del estado se invierta bien en la Comuna, hacen veeduría, trabajan por diversos temas como educación, seguridad, salud, cultura y demás. Deben realizar diferentes actividades para integrar a la comunidad. Es a ellos a los que los habitantes de la Comuna deben recurrir cuando se les presenta alguna eventualidad en su territorio.

¿Y dónde están esos Ediles? Ahí andan… unos pocos trabajando de verdad por la gente, pero casi siempre terminan callados a la fuerza porque aquí muchas veces no se puede decir la verdad; otros andan vigilando el dinero que el estado invierte en la Comuna, y lo vigilan tan bien, que a veces se quedan ellos con ese dinero para que no se lo quiten; otros, simplemente no hacen nada, y se lanzan solo para relacionarse y usar esto como un trampolín para llegar a un Concejo o una Asamblea Departamental. Lo que sí puedo asegurar, es que entre ellos mismos se tiran a matar, pero no solo los Ediles, sino muchos políticos, que pelean por ver quién tiene la razón, y no organizan un trabajo colectivo para el bienestar de la gente, sino para beneficios personales y de su partido.

La democracia se congeló, ya no queremos participar, ya no le exigimos a nuestros dirigentes que realicen bien su trabajo. Pero no son ellos, somos nosotros mismos los que debemos participar, porque la democracia empieza en lo pequeño, y se va expandiendo. Es ahí donde empieza esa tan anhelada paz; en la unión, en la participación, en la apropiación de los diferentes espacios de nuestra Comuna, en el acercamiento con los vecinos y, en el respeto y sentido de pertenencia por lo nuestro.

Miremos dónde estamos parados, y pensemos cómo, desde lo más simple, podemos humilde y humanamente contribuir al desarrollo de nuestro territorio y empezar a construir mejor ciudad, mejor región y mejor país. Apropiémonos de nuestros espacios, porque el futuro no está en manos de los dirigentes, sino de nosotros mismos como pueblo. Y usted, ¿sabe dónde está parado?

Deja un comentario