Estudiantes de la UdeA proponen debate sobre examen de admisión

Estudiantes de la Facultad de Ingeniería nos invitan al foro que están organizando para hablar sobre la calidad de la educación superior y la propuesta de examen de admisión que lanza el nuevo rector de la Universidad.
Nos adjuntan este texto para alimentar el debate que compartimos con ustedes, si tienen opiniones, comenten.

Comunicado abierto a la comunidad universitaria

Desde el pasado 6 de abril de 2015, el profesor de economía Mauricio Alviar se estrenó como nuevo rector en propiedad de la Universidad de Antioquia, resaltando entre sus propuestas, el cambio del examen de admisión, la reforma tanto del estatuto general como del reglamento estudiantil, además, como era de esperarse, se generó el nombramiento del nuevo comité rectoral.

El nuevo rector no pierde tiempo en su gestión y solo horas después de su posesión ha anunciado que cambiará el examen de admisión a partir de la prueba que se realizará en el semestre 2015-II. Sus argumentos -que ha esbozado desde la campaña electoral- son los siguientes: el actual examen no es predictivo de la calidad, ni selecciona los mejores estudiantes; la prueba es basada en el azar, el examen es el principal causante de la mala calidad, por ende las cifras de deserción del claustro.

Al recibir semejante notica la primera pregunta que emerge como estudiantes es, ¿y dónde quedó la propuesta de diálogo abierto y constructivo con el estudiantado que impulsaría el rector Alviar e hizo parte de su discurso electoral?, tal parece que el diálogo que plantea la nueva rectoría obedece a un instrumento demagógico para socializar las reformas y cambios que de manera impositiva y sin previa consulta con los estamentos se desea implementar.

No menos preocupantes son los argumentos que esboza el señor rector para cambiar el examen de admisión, dejando ver entre líneas su visión de universidad pública, en donde según su idiosincrasia, la responsabilidad de la mala calidad de la educación en la UdeA recae sobre el proceso de admisión (llamado por el rector “filtro de selección”) y los estudiantes matriculados, despojando de manera irresponsable al Estado colombiano de su obligación constitucional y dejando de lado los problemas de financiación. Cabe resaltar que en palabras del propio rector “el Estado ha cumplido con la financiación de las universidades públicas, el problema es que los gastos crecieron desproporcionadamente, por ende el presupuesto no alcanza”.

Ante semejantes adefesios ideológicos que argumenta la nueva administración, es necesario que el estudiantado se manifieste despertando del letargo y su cándida complicidad, teniendo presente elementos como:

  • En la UdeA se presentan alrededor de 48.000 aspirantes, de los cuales aproximadamente 32.000 pertenecen a los estratos 1,2 y 3, 16.000 a estratos 4,5 y 6.
  •  De los aproximadamente 38.000 estudiantes matriculados en pregrado, el 93% son de estratos 1,2 y 3, el 7% pertenecen a los estratos 4, 5 y 6.
  • El nivel de educación con el que ingresan los estudiantes a la Universidad es un fiel reflejo de la mala calidad de educación secundaria y primaria impartida en Colombia, en donde los colegios privados aventajan enormemente a las instituciones públicas, prueba de lo anterior es el ranking de colegios a nivel nacional publicado el pasado mes de marzo por el Ministerio de Educación.
  • Cambiar el examen de admisión actual por una prueba de conocimiento tipo ICFES o examen de admisión tipo UNAL , no es una estrategia que garantice una mejora de la calidad y disminuya los índices de deserción, ya que al analizar el problema de deserción en Colombia, distintos estudios realizados por la UNAL y el SPADIES desde el 2011 hasta el 2014 coinciden una media de deserción nacional de un 48%, en ese mismo orden la UNAL en sus sedes Bogotá y Medellín presenta una deserción del 32% y el 50,1% respectivamente y la UdeA una deserción del 42%. Esta medida nos ubica por debajo de la media nacional y con un porcentaje menor a instituciones como el Poli y el ITM los cuales alcanzan cifras cercanas al 62% y 54,8% respectivamente, además instituciones como Uniminuto, U. Cooperativa y la Escuela de Ingenieros de Antioquia presentan cifras en el mismo orden de 85%, 67% y 48,5 %.
  • Realizar un examen de admisión en donde se cambie el modelo actual (evaluación de competencias que tiene como principal referente el aprendizaje cognitivo) por una prueba tipo ICFES o UNAL (evaluación de componentes teóricos, metodología basada en la capacidad de memorizar), convierte el examen de admisión en un instrumento que, a mediano plazo, aumentará la brecha de desigualdad en materia de educación y equidad social, debido a que este tipo de pruebas ofrece unas ventajas académicas a aspirantes provenientes de IE privadas respecto a IE públicas, dicha afirmación está claramente argumentada al revisar los resultados de las pruebas Pre.Saber y el ranking antes citado, listado en el cual los colegios públicos de Antioquia y Medellín tienen un promedio de calificación muy inferior a la media establecida para dicho estudio respecto al promedio de los colegios privados de la misma región y del país. Este elemento permite predecir el ubérrimo futuro educativo y profesional para las clases menos favorecidas, generando la siguiente pregunta y dantesca preocupación, ¿entonces en dónde estudiaremos lo pobres?

Por último, no es posible hablar de calidad en la Universidad Colombiana sin tener presente el contexto Nacional y local, en el cual siendo la UdeA una universidad de orden regional es la segunda en el país en materia de calidad y cobertura superada solo por la UNAL, esta de orden estatal; además estas dos universidades y la UNIVALLE son el top tres del país, por encima de instituciones privadas como la Javeriana, los Andes y la UPB. De igual manera, es necesario resaltar el reconocimiento continental y mundial que tienen estas tres universidades públicas en materia de investigación.¿ Pero cómo hablar de calidad y adjudicar responsabilidades a factores secundarios sin tener presente la situación financiera de las universidades del país?, donde el presupuesto de las 32 universidades públicas es de 2 billones de pesos congelado y establecido desde 1992 por la ley 30 del mismo año; más crítica es la situación cuando el déficit de dichas instituciones para el 2013 estaba en el orden de 11.5 billones de pesos y al 2015 este sigue creciendo, presentando el lma mater para este año un déficit de 27.000 millones de pesos. Cabe entonces generar la pregunta, ¿de cuál calidad habla el señor rector?

Es necesario aclarar el tema de la cobertura en la Universidad y el gasto presupuestal, no es concebible la forma como el actual rector defiende la tesis sobre el cumplimiento del Estado en materia de financiación, argumentando que el gasto de la Universidad creció desproporcionadamente. Nuevamente señor rector nos embargan las dudas, ¿Cómo es posible no aumentar el gasto si para 1995 contábamos con aproximadamente 12.000 estudiantes, y de forma exponencial, tan solo 20 años después, en el 2015 se tienen matriculados 38.000 estudiantes de pregrado, pero de manera irresponsable la base presupuestal para la educación superior no se incrementó por parte del Estado?

Invitamos a todos los estamentos universitarios a participar de manera activa en la construcción de una Universidad pública con calidad y hacemos una llamado a la elocuencia y coherencia del rector, para que de manera inmediata convoque al diálogo y al debate sobre dichos cambios, permitiendo que la academia se exprese en todas sus manifestaciones, dando paso a la palabra y el respeto por la opinión de quienes aún soñamos con una Universidad incluyente donde sus ejes misiónales estén direccionados a la responsabilidad social, en donde el examen de admisión siga siendo una prenda de igualdad para todas las personas que deseen ingresar a la Universidad de Antioquia. Facultad de Ingeniería Presente, Organizada y en Pie de Lucha Medellín.

9 de abril de 2015

Hoy más unidos que nunca: Oficina de estudiantes facultad de ingeniería – Red estudiantil de ingeniería

Un pensamiento en “Estudiantes de la UdeA proponen debate sobre examen de admisión

  1. De acuerdo totalmente con lo que se plantea en el articulo. Cambiar el examen de admsion de la universidad de atioquia por uno tipo UNAL o pruebas ICFES no va a hacer ninuna diferencia en la desercion que se presenta actualmente en las universidades; en cambio si disminuiran o casi que elminaran la oportunidad de que las personas de bajos recursos las cuales son educadas en colegios publicos ingresen a la educacion superior, ya que claramente podemos ver como la enseñanza de los colegios privados esta dirigido a este tipo de pruebas. Ademas las razones de la desercion universitaria recae mas en los problemas economicos y en la poca orientacion vocacional que reciben los jovenes de hoy en dia que en un examen de admision

Deja un comentario