Exijo garantías y respeto a la protesta de los presos de Cómbita

Rechazo  las represalias del INPEC contra los presos en el Establecimiento Penitenciario de Alta y Mediana Seguridad -EPAMS- de Cómbita, Boyacá, quienes protestan para exigir la reducción de un porcentaje de las penas por la visita del papa Francisco. Además, exigen haya igualdad frente a las rebajas de penas que históricamente se dan en el marco de los procesos de paz.

 

Es inadmisible que, ante las protestas pacíficas denominadas “Combita Despierta”, el INPEC reaccione de manera desproporcionada al señalar y separar a presos, todos integrantes del Movimiento Nacional Carcelario. Los manifestantes fueron sometidos a aislamiento, lo que implica que hoy se encuentran sin luz ni agua potable.

De igual manera, el INPEC notificó a los presos que serían trasladados a otros centros carcelarios como represalia a sus actividades pacíficas que consisten en: Quitarse la camisa durante el proceso de conteo, no recibir más presos en los patios hacinados y una huelga de hambre.

Según denunció el Comité de Derechos Humanos de Cómbita, el Grupo de Reacción Inmediata –GRI- requisó a todos los presos, arrojó todas sus pertenencias al piso. El Mayor del GRI que conducía el operativo amenazó a todos los presos del Patio 1 con “descabezarlos”.

Sigo rechazando el hacinamiento carcelario que llega al 70%, la falta de atención oportuna en salud –que ha cobrado varias vidas al interior de las penitenciarias por enfermedades tratables- y la  falta de implementación de medidas de salud pública que permitan la mitigación de la presencia de las enfermedades.

Con las sentencias T153 de 1998, T388 de 2013 y T762 del 2015, la Corte Constitucional reconoce esas vulneraciones mediante la figura de “Estado de cosas inconstitucional”.  Sin embrago, la política punitiva del  odio y el castigo pasa por encima de la humanidad de miles de personas que se encuentran actualmente en la cárceles del país.

Hago un llamado para que cese cualquier tipo de represalia contra  los presos que se encuentran aislados, identificados como Fredy Buitrago (TD8697) del Patio 1, Vidal Manosalva (TD8743) representante de Derechos Humanos del Patio 1; Nelson Archila (TD1956) y Francisco Pico (TD8749) del mismo Patio. De igual forma, Oswaldo Simanca Flores (TD5902) del Patio 7. Todos ellos se encuentran actualmente en huelga de hambre.

 

Víctor Javier Correa Vélez
Representante a la Cámara

Comité de Derechos Humanos de Cómbita

 

Deja un comentario