«Nosotros no somos crédulos de Santos»

Nosotros no somos crédulos de Santos, por supuesto que no, ¡somos sus acreedores!, y no basamos nuestros votos en la fe, es este voto más que un acto de confianza un crédito a nuestro favor. Así entonces en este nuevo periodo se constituye no solo en mandatario si no en deudor del pueblo colombiano, pues surge con la posesión la obligación de corresponder a la actuación demandada.

Conscientes en segunda vuelta y por menester de que el proceso de paz- ¡más que la paz!- no se podía endosar, muchos extendimos entonces  votos, con la firme convicción en nuestra lucha, en lugar de  sus promesas, de que seremos implacables, y que no admitiremos un cheque sin fondos como respuesta.

La deuda asumida en acuerdos frente al campo, la paz y los estudiantes, recoge de manera patente nuestras expectativas bajo la profunda creencia en recta ética, que no es demasiado pedir a un hombre que corresponda a su palabra. Esperamos sin entregarnos a la cándida ingenuidad con moderación, esperamos expectantes, a sabiendas de que no dará nada distinto a lo que ha dado y por ello no llamamos al clarín de un nuevo día, dejando tan solo el murmullo de una noche menos oscura, y no por ello menos llena de peligros y sorpresas.

Más uno elige, y elige para bien o para mal, no solo amigos, también adversarios, como el hoy electo, bajo la premisa de que su andar no es recto y nada de justo habrá en la lid que se avecina, se debe asumir lo actuado, cuando solo resta gallardía para decir; esperamos no habernos equivocado, conjurando una sierpe en lugar de un león.

Santiago Salinas
Asesor
H.R. Victor Correa Vélez
santiagosalinas@victorcorrea.com.co

Deja un comentario