Rechazo al asesinato de líderes sociales, solidaridad y lucha por la paz

Integrantes del Movimiento Social y Político Marcha Patriótica convocaron el día de hoy 21 de noviembre desde las 8 de la mañana, a un plantón en la entrada de las instalaciones de la Fiscalía General de la Nación en la Ciudad de Bogotá, con la finalidad de denunciar lo que han denominado “un nuevo genocidio político”.

En días pasados han sido brutalmente asesinados cinco y abaleados dos líderes sociales pertenecientes a este movimiento, líderes que por lo demás, han sido grandes colaboradores del proceso de paz entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP; sin embargo, esta no es la cifra más grave, voceros de Marcha Patriótica vienen denunciando que en cuatro años de existencia de este movimiento, han sido asesinados 124 de sus miembros.

Las preguntas que subyacen a estas cifras tan desoladoras son ¿Estamos ante un nuevo genocidio político en Colombia? ¿Qué actividades de investigación han adelantado las autoridades competentes para garantizar los derechos de las víctimas a la verdad, justicia, reparación y no repetición?, recordemos que, a nivel internacional, el genocidio se encuentra contemplado como un grupo de actos perpetrados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso; sin embargo, nuestro Código Penal consagra también los actos dirigidos a destruir un grupo político, esto, como consecuencia de una lección aprendida: el caso del partido Político Unión Patriótica en los años 80.

Sumado al asesinato, que en sí mismo resulta alarmante, los líderes y lideresas de este movimiento se encuentran enfrentando otro grave flagelo: la estigmatización, es el caso de Erney Monroy, líder asesinado y quien fue acusado por el Alcalde de San Vicente del Caguán, Humberto Sánchez Cedeño, del Centro Democrático, de tener nexos con la guerrilla de las FARC-EP.

Manifestamos nuestro apoyo a este movimiento social, invitamos a los actores políticos a recordar que en más de 50 años hemos podido comprobar que necesitamos separar el uso de las armas del ejercicio de la política y rechazamos con vehemencia declaraciones de cualquier autoridad que pongan en riesgo la vida y la integridad física de los líderes y lideresas de los movimientos sociales en Colombia.

Víctor Javier Correa Vélez
Representante a la Cámara
Polo Democrático Alternativo

Deja un comentario