Variaciones del ocio

Por: Sabastian Sandoval


 

Se ocultan detrás de la oposición  y sus posiciones no trascienden el hacer, no puede ser más claro que mientras nos matamos entre colombianos otros disfrutan de nuestras riquezas,  año tras año nos saquean mientras muchos otros Juegan al bueno y al malo utilizando los medios de comunicación para establecer ideales de realidades inexistentes, que nos pretenden sujetar con fuerza para hundirnos en su colada grumosa y enmarañar los sentimientos.


Nos quieren empeñar,  glorificar, supuestos salvadores próceres de la patria que durante sus años en el ejercicio del poder dejaron centenares de desaparecidos, esposas sin esposos, hijos sin padres, madres sin hijos y su mayor esfuerzo fue producir  guerra, guerra y más guerra; que es lo que brota de sus corazones llenos de odio, que solo muestra que lo que domina su vida es un enorme resentimiento que no deja pasar la hojaque se resiste en  dar la oportunidad al perdón y retomar el rumbo que permita aprovechar cada momento de la vida.


Nada diferente a lo que sucede en lo local hablando de mi municipio, círculos de amigos de muchos años en pugnafamilias divididas y hermanos que día a día se disputan por marcar con su eslogan obras de cemento y creerse el cuento de ser los dueños de lo público o aumentar su ego por hacer parte del listado de los mejores de la burocraciasigue quedando un sin sabor debido a las ideas traicionadas, pero que más podría esperarse si hermanos se retan e irrespetan en la calle por la disputa  del poderío  sobreponiendo sus ambiciones ante las realidades de las comunidades, uno atacando a los otros a luciendo de ser el menos malo, otros generando cizaña porque su habilidad no supera  la creación de cadenas de comentarios destructivos basados en su incapacidad e inoperancia cuando la realidad nos demuestra que necesitamos personas verdaderamente comprometidas con el respeto por la diferencia y el quehacer público, hay que dar claridad que las obras no son de ninguna administración ni de quien las gestiona, las obras son de la comunidad para el disfrute, el deleite y el aprovechamiento de las y los ciudadanos.


Edificios que se encuentran copados y otros desocupados, lo que sigue demostrando el grado de incapacidad  y más aún su poco esfuerzo por la concertación, su negativa a la planeación y todo devengado del ejemplo de años de coerción que se fijó muy fuerte en sus mentes manejadas por embustes de oportunistas que no quieren perder su grado de confort , pero como todo llega a su final como lo dice la canción llegara el momento en que esta historia será un periódico de ayer….  

Deja un comentario