HUELGA DE HAMBRE EN LAS CÁRCELES DE COLOMBIA

14 de Noviembre de 2015 

Los presos políticos de las FARC-EP se encuentran realizando desde el pasado lunes, 9 de noviembre, una huelga de hambre y desobediencia pacífica, reclaman la liberación inmediata o extinción de la responsabilidad y sanción por razones humanitarias de los prisioneros políticos que se encuentran en una situación de salud tal que sea incompatible con la reclusión y la falta de garantías al interior de los centros penitenciarios, el no aislamiento de sus familias y la mala alimentación. 

Desde 1998 la Honorable Corte Constitucional declaró en sentencia T-153, el estado de cosas inconstitucional en las prisiones colombianas, por las condiciones de indignidad, el hacinamiento, falta de agua suficiente, pésima atención en salud y falta de garantías para atender las visitas de sus familiares en condiciones decorosas. Han pasado 17 años de esta sentencia y las condiciones en los Establecimientos Penitenciarios y Carcelarios no mejoran.

Son innumerables las denuncias conocidas y tutelas interpuestas por falta de asistencia oportuna en salud para quienes están privados de la libertad, en algunos casos la falta de atención y la negligencia del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario y la EPS Caprecom ha llevado a la muerte a quienes padecen penosas enfermedades como resultado de la falta de un tratamiento en condiciones dignas.

La situación que afronta la población carcelaria y penitenciaria del país, atenta contra el derecho a la salud y a vivir en condiciones dignas como lo manda la carta constituciones, son graves violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario cuando hablamos de prisioneros de guerra que necesitan atención en salud.

Al día de hoy, la única respuesta que han recibido los huelguistas de parte del Gobierno Nacional y del INPEC son amenazas de traslado a las Unidades de Tratamiento Especial antes conocidas como calabozos y el traslado a otros Centros Penitenciarios lejos de sus familiares.
Hoy completan 6 días en huelga de hambre presos de los Centros Penitenciarios y Carcelarios ERON Picota, Cunduy, La Dorada, Pedregal, Bellavista, Heliconias, La Tramacua, Picaleña, San Isidro, Jamundí, Palo Gordo, Cúcuta, Arauca, Buen Pastor, Acacias y Combita

Hacemos un llamado al Gobierno Nacional a que no haga oídos sordos de esta manifestación, es inaplazable la garantía de atención en salud de los presos que lo requieren en todo el territorio nacional, en cumplimiento de la Constitución Política de Colombia y lo ordenado por la Honorable Corte Constitucional, esperamos que no se comentan abusos por parte del INPEC en contra de quienes adelantan esta pacífica manifestación.

Por último, instamos a la Defensoría del Pueblo, a las Personarías municipales y a los Integrantes de las Comisiones de Derechos Humanos del Congreso de la Republica, a realizar verificaciones de estas condiciones en los diferentes centros penitenciarios en donde se están realizando las actividades de protesta.

Víctor Javier Correa Vélez

Representante a la Cámara por Antioquia

Polo Democrático Alternativo

Deja un comentario