La verdadera  indolencia

Por: Victor Correa Vélez
Representante a la Cámara

indolenciaSalió un video esta semana de la supuesta indolencia de un médico que no quería atender a un niño tras un año y medio de espera  por que la madre llegó supuestamente 10 minutos tarde,  y generó una andanada de críticas, aprovecho para darle mi respaldo al profesional que no hizo  otra cosa que decirle que esperara porque ya habían otros pacientes, que la atendía luego de ellos, parece que tenemos un poco confundido el concepto, por eso compatriotas quiero decirles qué es verdaderamente la indolencia:

Indolencia es que cierren el HUV, la Rafael Uribe Uribe por culpa de las EPS  y la corrupción, dejando más de mil camas hospitalarias por fuera del servicio, cerca de 500 niños con cáncer sin tratamiento y millones de personas afectadas  en el sur del país. Que no se tomen las medidas financieras para su salvamento y no se declare la emergencia sanitaria, eso es indolencia.

Indolencia es que las EPS y el gobierno le deban más de 12 billones a los hospitales públicos y privados del país, que por esto el 33% de los hospitales públicos tuvieran que cerrar camas en los últimos 5 años, despedir personal reduciendo su planta, que el 80% de los hospitales tengan deudas de más de 60 días con los proveedores, que el 30% tengan deudas con su personal vinculado, que el 80% tenga acuerdos de pago incumplidos con las EPS,  que se estén cerrando hospitales en toda Colombia – o estén a punto de hacerlo porque ya no tendrán como funcionar – y que mientras tanto le lancen salvavidas a las  EPS por 7 años para que logren cumplir los requisitos financieros para funcionar, destinen 48 billones de pesos anuales al pago de una deuda ilegitima y  mantengan el presupuesto de inversión para la guerra en uno de los ejércitos más grandes de la región, eso es indolencia.

Indolencia es que murieran de 1998 al 2011un millón quinientas mil personas por enfermedades que se podían prevenir o curar, que cada 4 minutos se deba poner una tutela en el país buscando que cubran los servicios de salud, el 70% por cosas incluidas en el POS, y que el gobierno insista en mantener este modelo y negar la crisis, esos es indolencia.

Indolencia es que mientras el 30% de las muertes infantiles se asocia a malnutrición, el 13% de nuestra población vive malnutrida,  nuestro niños indígenas mueren de hambre  en la Guajira y otras partes del país,  mientras en Medellín el 52% de las personas no comen los tres alimentos al día,  en algunas regiones del país se contraten los comedores escolares, y los apoyos nutricionales con contratistas corruptos, a dedo, que entregan alimentos en mala calidad, destruyen nuestro campo y nuestra soberanía alimentaria importando – según los datos más conservadores – más del 30% del alimento que consumimos, algunos dicen el 60% y en aumento,  además quieran ponerle impuestos a la canasta familiar,  eso es indolencia.

Indolencia es que sigan muriendo niños por enfermedad diarreica aguda en Colombia y los corruptos se roben la plata de los acueductos, o que privatizan el agua, eso es indolencia.

Indolencia es que los wayúu mueren de sed y hambre y su principal río, el Ranchería, lo represan para la gran agroindustria y la minería de carbón, eso es indolencia.

Indolencia es que mientras muchas de nuestras regiones no vieron cumplidos los objetivos del milenio frente a mortalidad infantil, cerraron en los hospitales más de 500 camas pediátricas por no ser rentables, eso es indolencia.

Indolencia compatriotas, es que mientras nuestro vecinos mueren en este sistema de salud corrupto y mercantilista, mientras no le invertimos a la educación pero sí a la guerra, mientras quiebran nuestros campos y le entregan nuestros territorios  a las multinacionales y grandes capitales, mientras desalojan las gentes de nuestro barrios para darle paso al negocio de unas cuantas constructoras, mientras destruyen nuestras aguas  y bosques con la  minería, mientras nuestros gobiernos continúan endeudándose para darle gusto a los grandes capitales extranjeros, mientras perdonan impuestos al gran capital y a nosotros nos aumentan más, mientras continuamos siendo uno de los países más inequitativos del mundo, usted compatriota, sí usted, siga votando por los mismos, siga diciendo que la política no es con usted, que marchar es una pendejada, que el problema es de otros, siga sin movilizarse y pegado sin ninguna capacidad crítica de cuanta narco novela y  mentira le quieren meter en muchos medios de comunicación, eso querido compatriota, sí que es indolencia.

3 comentarios en “La verdadera  indolencia

  1. la culpa no es del medico, ni de la eps, ni de la ips, ni del gobierno, ni del trafico por haber llegado 10 minuto tarde , ni la culpa es de usted, la señora no fue atendida, pero para mi la culpa es de VACA

  2. Cuando todos los usuarios, victimas de la indolencia del sistema de salud y de sus creadores, nos demos cuenta de la realidad y nos atrevamos protestar; las cosas cambiarán… Ellos lo saben y por eso «le cambian la lengua por un alpargate al pueblo para mantenerlo dormido. Estas reflexiones lo irán despertando . Gracias Representante.

Deja un comentario